Los cruceros, alternativa hotelera para seguir a Argentina

Pablo Duer

Pablo Duer

Doha, 5 dic (EFE).- Los cruceros, atracados en el puerto de Doha, se han convertido en alternativas hoteleras flotantes perfectas para aficionados que llegan a Catar para ver los partidos de sus selecciones, incluidos hinchas argentinos que tienen la suerte de tener una entrada para ver los cuartos de final Pa铆ses Bajos - Argentina el pr贸ximo viernes.

Un Mundial concentrado en una 煤nica ciudad tiene sus ventajas y desventajas. Por un lado, la cercan铆a entre los estadios y las atracciones tur铆sticas, la posibilidad de asistir a juegos todos los d铆as y las facilidades log铆sticas; del otro, la concentraci贸n de gente, la homogeneidad del paisaje y la dificultad de albergar a m谩s de un mill贸n de personas llegadas de todo el mundo.

Esta 煤ltima cuesti贸n ha sido abordada por Catar con un ampl铆simo abanico de opciones, para todos los gustos y bolsillos.

En el centro de Doha, cerca del famoso Souq Waqif y a metros del mar, imponentes hoteles de lujo albergan a los aficionados con mayor presupuesto. Cuentan con una ubicaci贸n estrat茅gica para trasladarse a los estadios, unas vistas cinematogr谩ficas y, tal vez a煤n m谩s importante, una inagotable oferta de bares y restaurantes.

Esta habitaciones cuestan varios cientos de euros y las hay de hasta 5.000 euros la noche. No muy lejos de all铆 aparece la primera alternativa poco habitual: dormir sobre el agua en cruceros llegados especialmente para albergar a hinchas durante el Mundial.

Los barcos son de la empresa MSC, pueden albergar a miles de personas, est谩n siempre anclados en la costa y presentan opciones m谩s y menos lujosas que cuestan entre 170 y 2.400 euros. Quienes se hospedan en ellos pueden escoger entre m煤ltiples restaurantes y opciones de entretenimiento como piscinas, espacios para practicar deporte, sauna, cine y bares donde pueden consumir el alcohol que no se encuentra f谩cilmente en tierra firme.

"Estuvimos seis d铆as en un alojamiento m谩s barato y luego nos vinimos aqu铆 para tener un poco m谩s de comodidad y probar una experiencia distinta", explica a EFE el argentino Diego Santos, que se hospeda en el MSC Poes铆a. EFE

pd/lv

M谩s en Agencia